Los viejos pagos

El 17 de febrero de 1776 ,es nombrado Alcalde de la Hermandad para Magdalena, Don Clemente López de Osorno, dueño de la Estancia del Medio, situada entre los ríos Samborombón y Salado, y de la antigua Estancia Jesuítica de la reducción de La Concepción, hoy conocida como Rincón de López.

Durante la primera década del siglo XIX cabalgó por estos pagos un fuerte mocetón llamado Juan Manuel de Rosas, nieto de Don Clemente López Osornio.

En 1806, durante la primera invasión inglesa, desde el sur, y ante el llamado de Alzaga y Liniers, muchos criollos montaron sus caballos y acudieron para defender Buenos Aires.

Al mando de Pueyrredón, los gauchos del Rincón del Noario cargaron contra los gringos y atropellaron hacia el fuerte. Un sargento de milicias, llamado “ Pancho “ Díaz tuvo una destacada actuación en las sangrientas acciones: habiendo perdido el conocimiento, es dado por muerto y arrojado a las aguas del Riachuelo; un irlandés desertor lo rescata: Miguel Macharach.

Mientras esto sucede, Don Francisco Piñeyro, dueño del Rincón del Noario se dirige al rancho del presunto finado y dice : "Desde hoy, quiero que esta parte del campo se llame “Pancho Díaz”, nombre de nuestro valiente, muerto por la Patria".

Tiempo después, llega la noticia que “Pancho” Díaz no había muerto, y al regresar a los pagos se realizó una gran fiesta. Desde entonces los potreros llevan su nombre…

Consulte